Archivo de la etiqueta: crecimiento personal

Reactivando el blog


Lamúsicadelagua nunca para de fluir. Sin embargo este blog ha estado parado más de lo que me hubiera gustado.

Desde la última vez que escribí, cuántas cosas han ocurrido, cuántas cosas han cambiado… Pero en esencia, el espíritu por el que nació el blog, sigue estando ahí. Compartir y crecer.

Ahora, más que nunca ese espíritu está cada vez más en mí. Ahora, siento que estoy en el momento vital más importante. Siempre he querido compartir momentos de crecimiento personal y de crecimiento profesional, pero ¿puede haber un momento vital más importante que un embarazo?

Hoy, 18 de abril de 2016, estoy embarazada de 38 semanas y 3 días… Lo que vienen siendo 270 días de embarazo, de los 280 días que se supone que dura este precioso proceso. Tengo claro que hoy no voy a publicar esta entrada. Tengo miedos. Algo, que como el embarazo y el parto, es un proceso natural, que forma parte de la vida. No me atrevo a publicar sobre este estado, no sé qué va a ocurrir, cómo se van a suceder estos próximos días. Pero siento, estoy segura, que son la antesala de uno de los momentos más importantes de mi vida.Por eso y porque me gusta escribir y compartir, no puedo dejar de plasmar estas letras, con el ánimo de que pronto pueda sentir que ya debo publicarlas.

Independientemente de lo que ocurra, no es la primera vez en la que siento que esto de escribir, me resulta terapéutico. Por eso creo que en estos momentos lo hago. Pero a la vez siempre he sentido, sobre esto de escribir, que puede que a alguien le pueda gustar leerlo o incluso le pueda servir. Por eso creo que en el futuro lo compartiré.

viñeta embarazo

 Hoy 12 de septiembre de 2016, después de 4 meses y 4 días del nacimiento de mi hijo, David, me animo a publicar lo que escribí embarazada de 38 semanas y 3 días. 

4 meses y 4 días. Los mejores de mi vida. Con momentos duros de por medio, pero los mejores. 

Inevitablemente la maternidad será un tema a incorporar a este blog, como lo que es: parte de mi vida.

 

 

 

Una década. Etapas y cambios.


En este tiempo he aprendido que nunca se sabe.

Que la vida te sorprende.

En este tiempo he aprendido que siempre hay algo que se puede hacer.

Perseverar te enseña.

En este tiempo he aprendido que el humor es imprescindible.

Sobre todo para tus propias desgracias.

En este tiempo he aprendido que todo está por aprender.

Y quiero seguir haciéndolo.

Resulta evidente que estoy viviendo un cambio, afrontando un paso a otra etapa.

De ahí mi acuciado tono reflexivo.

Pasar de la zona de confort a la zona de aprendizaje, siempre ha sido una constante en mí, pero el momento de salto a la zona desconocida, no ocurre todos los días, ni siempre que ocurre, una se atreve a saltar. ¿Cuestión de atrevimiento o cuestión de estar preparado para poder, además de querer saltar a esa zona, que intuyes que buscas, pero que realmente desconoces? No estoy segura…

10 años que han supuesto mi primera década como profesional. Pero…¡Si fue ayer!

10 años en los que la formación, el aprendizaje, la experiencia y las personas del entorno, me han hecho crecer como profesional, pero sobre todo como persona.

Y ahí está el quid de la cuestión, tengo tanto que agradecer… 

Mi forma de hacerlo, será compartiendo siempre las experiencias y enseñanzas vividas.

He aprendido tanto, como he aprendido que me queda por aprender.

Después de 10 años, afronto un nuevo reto profesional, con ganas, con su lógica cuota de incertidumbre, pero sobre todo con ilusión. Con la sensación de haber crecido y de querer compartir, pero con la serenidad que aporta querer seguir aprendiendo. Y con la certeza, de que todo reto, todo cambio, implica compromiso, esfuerzo y tesón, pero sobre todo honestidad y pasión.

En estos últimos tiempos, en los que los meses han sido duros e intensos, mi pasión por el aprendizaje, ha supuesto un resorte.

Gracias a todas las personas,… niños y niñas, familias, voluntarias y voluntarios, compañeros y compañeras de trabajo, profesionales del sector, profesionales de otros sectores, instituciones, asociaciones, colectivos, grupos, amigos, amigas, familia,… grandes personas, que habéis supuesto que hoy sea quien soy y me sienta orgullosa de serlo. De veras, a todos y todas ¡Gracias!

Hace poco una compañera, compartió el siguiente video; en este proceso, me ha ayudado.

¡Me ha ayudado a pensar en que quiero atreverme a soñar! Y tú ¿te atreves?

El baño de Bruno, menuda responsabilidad.


Hoy voy a ir a ver el baño de Bruno.

Bruno es la persona que más recientemente ha llegado a la vida, en mi vida. Sí, Bruno es un bebé. Es una persona especial en mi vida. 

Últimame he oído que no hay nada mejor para el crecimiento personal que rodearte de personas mejores que tú. Por eso Bruno es especial en mi vida, porque es fruto del amor de dos de esas personas, de las que tengo la suerte de rodearme. Y eso que no nos vemos todo lo que quisiéramos y podríamos,…pero… no podemos…¡ay!…ahí, me doy cuenta de que la vida pasa …y hoy, más que nunca.

Hoy voy a ver el amor con el que tus padres te dan el baño, de esta anaranjada tarde de otoño. Bruno, pronto cumplirás dos meses y estoy feliz de que estés aquí. 

Pero no te lo voy a ocultar, al pensar en tu baño… ¡siento una enorme responsabilidad!

¡Ya estás aquí¡Ya es el momento! Me doy cuenta Bruno, de que es el momento en el que paso, de pensar en que mis sueños por cambiar el mundo son en pro de una futura sociedad mejor, a darme cuenta contigo Bruno, que quiero una mejor sociedad para tí ¡ya! Y  esto, que tú me haces ver, yo ya lo sabía, pero hoy lo siento de manera diferente. Pensar en ir a ver cómo te bañan tus padres,  me impulsa con más fuerza, a seguir queriendo cada día, crecer como persona y como profesional en pro de una sociedad mejor. Gracias Bruno.